Tambor Chamánico

LA LEYENDA DEL TAMBOR CHAMÁNICO

Cuenta la leyenda que una vez lancú el Dios del Sonido, escuchó un cabrito lamentándose porque sabía que pronto lo sacrificarían para ser aliento del humano, y claro, no queria eso, él quería algo mucho más importante, de alguna manera quería trascender.

Entonces lancú conmovido por ello, fué a hablar con la muerte, contándole lo que vió; le preguntó si se podia hacer algo con el cabrito, la muerte dijo que ella tenía que visitar tarde o temprano a todos los seres vivientes, que todo lo que vive, nace, crece y luego muere, no hay escapatoria a ello, pero que en realidad nada muere todo se transforma, todo lo que muere vuelve a nacer transformado.

Iancú pensó:-¿ en qué podría trasformarse el cabrito cuando lo visite la muerte?, habló con alguién muy especial que tenía el don de conectarse con los diferentes espíritus, alguien que siempre estaba ayudando a los demás, un hombre, al cual le decían el chamán, y él le dijo: -Si tú como Dios del Sonido puedes hacer que el cuero del cabrito vibre como el corazón humano, podríamos hacer un  instrumento que ayude a los hombres a recordar que tienen corazón, la cual es una tarea que me está costando llevar a cabo. Entonces, cuando al cabrito vino a buscarlo la muerte, Iancú le puso un tono de vibración al cuero tal como le había dicho el chamán y juntos armaron un tambor cuyo propósito era despertar corazones y que el espíritu del cabrito comience transformado, una nueva vida con un propósito mayor.

Así se creó el tambor Chamánico. Cada vez que suena un tambor, el espíritu del cabrito y Iancú el Dios del Sonido provocan una vibración que ayuda al que lo escucha a recordar quien ES.

 

 

 

Anuncios